Un cuadro sin grandes variantes

Las cosas no cambiaron mucho este día. La mañana comenzó con 39° grados de temperatura. Por la noche estuve con trapos mojados en agua fría para tratar de sacar el calor, sin éxito. Dormí bien.

Bajé a desayunar temprano. Lo mismo del diario. Una naranja en gajos, sandía, un par de huevos con verduras y un trozo de pan sin gluten. Todo bien.

Me bañé para tratar de bajar la temperatura. Bajó dos grados. Estaba en 38.8° tras el baño con agua tibia. Traté de dormir, sin conseguirlo.

Al mediodía llegó una de mis hermanas. Me dijo tomara una neo-melubrina. Lo hice. Una hora más tarde la temperatura ya estaba en 38.5. Comí mi colación. Un Yakult  y una pera.

Para las 15.00 horas a comer. Una ensalda de lechuga con pepinos; una quesadilla con sopa de pasta sin gluten; una pechucga y otra quesadilla; un trozo de pastel. Todo bien.

Las evacuaciones líquidas regresaron desde el jueves del estudio de Tránsito Intestinal. El medio de contraste que tomé parece haberme hecho trisas el interior del intestino. Todavía sigo arrojándolo y con ello comenzaron las evacuaciones líquidas. Dos al día y más abundantes. Por momentos me duelen las articulaciones, por lo que creo que han afectado en los electrolitos.

Debo decirles que desde el viernes la rodilla izquierda ha comenzado a molestarme. Eso es consecuncia de la gota, que también me afecta desde hace varios años. La razón de la pequeña inflamación ahora no la sé. Quizá porque he comido mayor cantidad de huevo -todos los días estoy con desayuno de huevos- y la ingesta de pechuga y queso a diarios, son proteínas finalmente y si le agregamos la falta de ejercicio, creo más, aún.

El sueño comenzó. Hoy, por la tarde me quedé dormido por lo menos dos horas y en este momento, que son las 23.25 horas, ya tengo ganas de dormir.

Esto no es novedad para mi. Cada vez que la Prednisona la bajo son dos o tres días de cansancio, sueño, desgano. Ahora sólo han sido las ganas de dormir. Les recuerdo que ayer viernes la bajé de 40 mgs a 20 mgs, que será donde me quedaré, porque es el límite que se me ha esatblecido por parte de los médicos.

Es sábado, días en que la información corre muy lentamente. Decidí ponerme a trabajar como a las 13.00 horas, por ratos lo he hecho. Mi vista no permite mucho estar frente a la computadora, porque sigo con el ojo izquierdo prácticamente nublado y eso me hace cometer muchos errores de escritura y trabajar demasiado lento. Pero no puedo dejarlo de hacer, porque la TV me cuesta más trabajo con los títulos tan pequeños. Debería estar viendo en este momento el doctor House, pero no alcanzo a leer. Y los libros, al menos que tenga mucha luz, puedo leerlos. Tengo dos pendientes que leo por ratos, pero poco avanzo y lo peor es que mi próxima cita con el oftalmólogo está programadas hasta finales de septiembre. Sigo con las gotas.

Llama mi atención que hasta los cuadros presentados en este último mes, nunca antes había yo presentado cuadros con temperatura, por lo que no tengo explicación a lo que me sucede en estas ocasiones.

Queremos pensar que es la baja del medicamento. Pero ya lo he hecho y fuera de lo que comento arriba, no había presentado fiebre y menos tan altas y sostenidas.

No me gusta tomar medicamentos para ello, pero creo ahora no hubo remedio, era una temperatura alta la que presentaba y ya llevaba varias horas. Puede afectar el cerebro, del que creo no me queda mucho.

Mucho he recordado un comentario que me hizo una amiga celiaca Argentina, Vivi, quien hace un par de días en Facebook me decía: Sé que no es tu intención pero das la idea de que la Enfermedad Celiaca requiere del uso de medicamentos y no es así.

Tuve que aclarle que en mi caso si lo es, por tratarse de una EC Refractaria, en la que se utilizan los esterocorticoides para tratar de solveltar un poco las descompensaciones que se crean si continúan las diarreas.

Parace que quedo claro, porque ya no hubo mayor comentario.

Esas son algunas de las situaciones que se presentan cuando la EC avanza.

Estoy en espera de que el presidente Felipe Calderón me de una respuesta a un llamado de auxilio que le lancé a través de su cuenta en Twitter, y quien ya el 11 de agosto, por lo menos respondió con una pregunta sobre “perdón, pero que es eso de la enfermedad celiaca”, información que le mandé y que espero merezca una respuesta de él.

Los celiacos, estoy convencido, requerimos de ayuda, de apoyo. Ya en Jalisco, insisto e insistiré en ello, he corroborado que hay médicos capacitados, con conocimientos reales sobre la EC, pero no hay recursos para su investigación y ello propicia que los diagnósticos sean incompletos.

Mi caso es excepcional, pero lo están atacando bien. Sólo cuando se involucran bebidas raras como el medio de contraste para el estudio, es cuando comienzan los trastornos, nuevamente.

Ya mañana les platicaré como amanecí y como las cosas han cambiado y esperemos que la temperatura no vuelva a subir, porque de lo contrario tendré que asistir a revisión al Hospital Civil y echarles a perder el fin de semana a alguno de mis hermanos y los médicos, por supuesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s