Estoy de regreso. Gracias a Todos

Hola: creo que ahora sí estoy de regreso y con qué creen que me encontré, con que por la premura de salir ese domingo 15 de agosto al Hospital, por la alta temperatura que tenía, olvidé dar el último click a post que terminaba. Por supuesto lo borré.

Intenté, en lagunos ratos de bienestar en mi cama escribir algo de lo sucediod en ese día a mi llegada a Urgencia y mis posteriores días en el piso 6 de la Torre de Especialidades del Hospital Civil Viejo de Guadalajara y cuando digo vijeo, por lo menos su mobiliario, no me dejará mentir. Pero la corrupción imperante a su interior y la falta de atención de las autoridades, lo llevan a pique, en lugar se batir la primera e iyectarle mayores recursos. Deberíamos mandarle una cama de esas al gobernador Emilio González Márquez, para que duerma una noche en ella, a ver si la soporta y se da cuenta de la magnitud del problema que viven los pacientes del Hospital.

En fin, hasta ahora estoy ya en mejores condiciones de escribir y prefieron hablar de cosas positivas.

Mientras estuve encamado, aisaldo, por la Tuberculosis que se me agregó a la Enfermedad Celiaca Refractaria (ECR) que padezco, me pasó de todo, flebitis por todos lados, la gota me atacó en serio, me hicieron un reconocimiento interno extenuante. Sangré de la parte baja media en el intestino, me transfundieron sangre, plaquetas, porque mi hemoglobina pasó en sólo unas horas de poco más de 14 a poco más de 5, estuve a punto de quedarme blanco. Salí de esa.

Me hicieron dos endoscopías, una de exploración y toma de biopsias -las cuales corroboraron la existencia de un Marsh II – A, en cual es compatible con la ECR; la otra fue para buscar el origen del sangrado, que como me hago bolas con el duodeno y el yeyuno, creo que fue en la parte baja del primero, pero no me crean mucho, soy medio torpe para eso.

Al día siguiente me practicaron una colonescopía, encontraron una colitis no específica, una hemorroides internas que tienen ya un tiempo de existir y dos cosas más que no recuerdo en colón.

Todo estaba ya para salir del suplicio que implica estar en esas camas y con las guardias de fin de semana, sean médicas o de enfermería, que esta ocasión fue el peor servicio que he tenido en mi vida. Son burócratas, burócrotas, la mayor parte de ellas. Bien harían en darles unos cursos de rechos humanos y de vocación y servicio.

Mi salida sucedió hasta el lunes 30 de agosto, ya por la tarde, al filo de las 15.00 horas. Traía yo un dolor en el dedo gordo del pie derecho, insoportable; no dije nada, porque pensé, me regresan a mi cama -jeje-

Llegué a casa, me acosté, no sin antes comer. Conforme pasaron los días me fui sientiendo más cansado y con menos fuerzas en las piernas, Dije es la cama, quería moverme, pero no podía ni velantarme al baño. Mucho menos bajar y subir la escalera que separa los cuartos de la cocina sin ayuda de una o dos personas. Una Mamá del Colegio Alemán me donó una andadera, de esas que utilizan los viejitos para apoyarme. Me fue de mucha ayuda. Me podía levantar al baño por lo menos sin ayuda de terceros.

He olvidado decirles que a la salida del Hospital me retiraron la Prednisona, que he tomado durante por lo menos dos años y me dieron Budesonisa. Yo sabía de los efectos que esto podría tener, pero eran instrucciones médicas y quise atenderlas.

El Viernes, mi Heermana Mayoy llevó un médico que me ha atendido en otras ocasiones, que conoce la ECR y que siempre me ha brindado una atención llena de amabilidad. Le platiqué todo lo que había pasado, él ya lo había leído en el resumen médico que me dieron y me revisó. Su decisión coincidió con la mía. Nunca deberion retiran la Predinisona, se puede combinar con la Budesonida, pero no eliminar aquella a la que mi organismo prácticamente se ha hecho dependiente. Me la bajaron de 40 mgs, que impusieron cuadno llegué, a cero, en práticamente cuatro días. Mi organismo lo resintió. Por eso no me podía mover.

Comencé el sábado la toma de la Prednisona con 15 mgs. y bajé la Budesonida a 6 mgs, de 9 mgs que tomaba. Ese día tuve una visita importante y bajé a desayunar. No quise subir cuando se fue, porque no me acostar en la cama, quería ver el sol, el patio. Me senté en un sillón. Allí me quedé mientras llegaba la hora de la comida.

Me quedé dormido un rato. Y cuadno desperté mi hermana hacia de comer, me lavante del sillón, con ayuda del columpio o andadera, y me dia cuenta que mis rodillas habían dejado de dolerme; podía caminar sin tanta ayuda de este instrumento. Me dio gusto. La Prednisona comenzaba su efecto.

Cuando terminamos de comer, ya tarde, estaba ya mi hermano, le pedí que me dejara intentar subir solo. Lo logré. El Columpio subió a manos de mi hermana. Mi cuerpo comenzaba a recobrar fuerzas. Ya hoy Domingo. Estoy frente a la computadora y además me acabo de tomar un complemento alimenticio que me recomendó el mismo doctor Víctor Javier García Vélex, libre de gluten y lactosa. Con lo que espero comenzar a recobrar peso, porque llegué a estar hasta en 57 kilos, nada más como 15 por debjo de los kilos que debo tener.

Espero ya no abandonar estas sitios por tanto tiempo y mi diario mantenerlo al Día.

Gracías a todos por sus buenas bibras. Sé que me falta media nota en el blog, pero trataré der terminarla ahora mismo

Óscar Hernández H

Celiacos de México

Anuncios

2 comentarios en “Estoy de regreso. Gracias a Todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s