A enfrentar la realidad de mis ojos, mientras gano peso

Hoy debería estar de festejo completo. Llevo tres semanas que he subido de peso, después de tres meses de estar a la baja, esto es todo un acontecimiento que deberíamos tomar en cuenta. Pero les platico a qué creo se debe.

Ya es conocido de todos ustedes que la Enfermedad Celiaca Refractaria es difícil de controlar, más cuando los médicos se hacen a un lado, sobre todo en Guadalajara, donde por más que les pida me respondan un mail, no lo hacen para ver si me atienden en consulta adecuadamente.

Mañana iré al Hospital Civil, convertido a últimas fechas en un centro de delincuentes, fraudes, grillas, como resultado de la mala política que aplica el actual gobernador Emilio González Márquez que prefiere atender a quienes se enfrentan con policías, marinos, militares, en las calles, que dar un presupuesto adecuado para la atención de los habitantes de esta gran metrópoli, que debieran ser prioritarios en la atención médica.

Espero encontrar al médico que me atiende y que me atienda de manera adecuada, aunque casi, casi, estoy seguro, estará enojado porque no lo he ido a ver con antelación, pero él tiene la culpa por no responder mis mensajes y luego que yo me he sentido bien, pues menos.

Pero les decía que he subido de peso. Ya ahora pesé 63 kilos, es decir cuatro kilos arriba desde mi salida del hospital, aquel 30 de septiembre.

Me decía la doctora del Centro de Salud, a donde voy por mi tratamiento para la TB, “es que haz de estar comiendo bien” y le dije, no, y menos en la última semana.

Resulta que dejé de tomarme mi complemento alimenticio, porque se me acabaron y no me han traido más. Me compré un jamón sin gluten que anda en el mercado, del cual yo siempre he externado mis dudas; a parte de que no me gustó, por simple, creo que no me estaba cayendo bien. Lo dejé de comer.

Le he metido más a los frijoles y a la carne de puerco, aunque también aumenté el consumo de frutas dulces que había dejado, pero es que lo único que se me antoja son cosas frescas. Aumenté, en gran cantidad, mi consumo de apio y de jitomate. Por la noches, cuando no tengo hambre me hago un jugo de tomate, con un poco de azúcar y eso ceno. Delicioso y puro potasio; creo me ha ayudado a superar mi baja de potasio que me ocasiona tanto ir al baño.

El frío siempre me ha hecho tomar mucha agua; ahora no ha sido la excepción. Me tomo como tres o cuatro litros de agua al día y la mayor parte es de limón, con azúcar. Así es que eso ayuda a que vaya al baño, pero no lo puedo evitar, porque es la única forma de contrarrestar tanto medicamento, que ya la semana que entra baja el tratamiento de la TB a fase de sostenimienrto y es menos de la mitad de medicamento.

Así es que mal, mal, no como, pero bien, bien, tampoco. Además debo decirles que el tratamiento de prednisona y Budesonida lo he sostenido en 20 mgm del primero y seis mgm del segundo, que los médicos del INCMNSZ me dijero sostuviera hasta la próxima cita, que es a finales de este mes, con una buena dotación de análisis de laboratorio. Creo saldré bien.

Si sigo así, espero que pronto esté en mis 67 kilos que siempre he pesado y las cosas mejoren. Mi estado de salud ahora es bueno y con mucho más ánimo que en los meses anteriores. Bueno hasta mi cuarto cambié. Pasé una cama king side por una matrimonial y miren que me costó, pero lo logré.

Ya sólo falta arreglar mi closet, que hace un tiempo aguarda le meta mano. Mañana será otro día.

Lo único malo son mi ojos, que cada día veo menos, pero me he acostumbrado tanto, que pareciera no importarme. De hecho la cita de mañana en el Civil es en primera instancia por la cita con oftalmología, en la especialidad de glaucoma, a ver qué me dicen, seguramente será en el sentido de operarme. Si eso lo cubre el Seguro Popular lo hago, si no, pues no.

Así es que la noticias son más buenas que malas y por eso quise compartirselos, en este que debería ser Diario Celiaco, pero que parece mes Celiaco, jajaja.

Un abrazo

Anuncios

3 comentarios en “A enfrentar la realidad de mis ojos, mientras gano peso

  1. Hola corazon.
    Me alegro muchisimo por tus kilitos, no por tus ojos…
    veremos que te dicen los oftalmologos; en cual quier caso Oscar, vas mejorando, es un gran logro lo conseguido.
    Espero de corazon sigas en esta linea.
    besitos
    sonia

  2. Qué bien!! Me da tanto gusto que por fin esté mejorando de ánimos y de salud.
    Creo que hablo por aquellos que seguimos sus publicaciones cuando digo que al leerle siempre estamos deseando que pueda recuperar su salud.
    Es un gran logro ver que ha subido de peso y que se siente mejor.
    Se que le ha costado mucho y le deseo que esta mejora se prolongue por mucho tiempo y que pronto pueda tener una vida más cercana a sus deseos.
    Un abrazo fuerte.

    • Muchas gracias Vero y Daniel, las cosas han salido bien y cosa curiosa siempre en esas fechas, junio, julio, agosto, me he puesto mal, quizá me he salvado uno o dos años, pero si mal no recuerdo en los últimos diez o quince años, cada 365 días termino en el hospital… así es que espero que en estas épocas pueda recuperarme al 100 para aguantar el próximo… un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s