El maíz, pa’rriba; el jitomate y el limón, pa’rriba; la dieta de los celiacos, pa’bajo

Hoy el despertar es diferente para los Celiacos de México, por lo menos de los que vivimos en Jalisco. El kilo de tortillas y en consecuencia  (o al revés o en sentido contrario, jaja) el kilo de la masa y en consecuencia el kilo del maíz aumentan su precio y eso no pasaría de ser una noticia más que se suma al incremento en los costos de jitomate, de limón, de melón, de  nuestra convulsionada economía mexicana, sino que cobra vital importancia para quienes padecemos Enfermedad Celiaca, porque el MAIZ, es la base de nuestra alimentación.

Salir al mercado a comprar lo que podemos consumir los celiacos ya da hasta miedo, pues más en estas fechas en que, ya por tradición, el jitomate y el limón, principalmente, doblan su precio y lo llegan a superar hasta en un 150 por ciento conforme avanza el fin de año. Un kilo de limón, hace un mes, se conseguía en 5, 6 pesos, ahora no baja de 16 o 17 pesos el kilo y ¡sácale jugo a los limones que te dan!

El jitomate es algo parecido. Ya el precio comienza al alza, si lo encuentra a 20 pesos cómprelo, verde, para que le dure, porque conforme se acercan las fiestas navideñas llega a costar hasta 35 o 40 pesos un kilo, porque la demanda crece mucho, ya saben por aquello del bacalao, que lleva una gran cantidad de este sabroso fruto de la naturaleza y una fuente extraoprdinaria de potasio, excelente para los celiacos.

Pero el tema es el Maíz. Dicen los productores que los costos de producción se han incrementado, por los aumentos mensuales de los combustibles -sí, en México cada mes sube unos centavos el litro de gasolina- y pues ellos utilizan vehículos que funcionan con este combustóleo.

Por eso tendremos que chutarnos a partir de ahora el kilo a 11 pesos y eso las que venden en las tortillerías, que hacen con harinas de dudodo contenido para los celiacos, como Mimsa y Maseca, que son adicionadas en muchos casos con harina de trigo. Nada confiables esas tortillas de tortillerías -valga la resbundancia (sic)-.

Yo, o bueno mi familia, por ejemplo, consumimos tortillas hechas de maiz puro, molido al momento, y “torteadas en comal”, el kilo de tortilla normal, que es de un tamaño mucho más grande que las que venden en las tortillerías, cuesta 13.00 pesos -antes de este aumento- y las más pequeñas -que son las que yo pido para evitar desperdicios- cuestan 18 pesos el kilo. O sea, ¡a cuánto me dan a dar ahora un kilo de tortillas!

En fin, si la dieta de los celiacos es cara, ahora el gobierno nos ayuda más con estos aumentos de precios, que no son promovidos por ellos, pero que al final tienen que autorizar por intereses no entendibles.

Así es que Celiacos de México sumenle un peso más al costo de su dieta por concepto de tortillas, más los 10 o 15 de los limones, más 10 o 20 de los jitomates, más… mejor sentemos a comer y no pensemos en precios. Total ya encontraremos en el refrigerador qué comer, aunque sea a “raíz” como dijeran en mi pueblo, sin pan ni tortillas. Total al gobierno lo que menos le importa es la vida de dos millones de mexicanos con Enfermedad Celiaca.

Un abrazo y vamonos a comer frijoles con unos huevitos, sin tortilla… Están muy caras… jajajaja

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s