Un día especialmente difícil para mi

Ayer fue un día especialmente difícil para mi.

Primero me descubrí por la mañana que la computadora perdió contraste en el monitor, lo cual no es del todo así. Quien realmente perdió contraste o claridad fueron mis ojos, según pude coorroborar horas más tarde y es que el daño en la vista cada vez resulta peor.

El problema ahora está en que ya se formó una catarata de tal magnitud que ha nublado por completo el cristalino del ojo y la “nube” que  crea en la parte de atrás del ojo pues obstruye el paso de la luz y si a eso le agregamos que que el nervio óptico ya presenta daño -mayor en el ojo izquierdo- pues nos damos cuenta de qué tan urgente es una operación combinada, es decir hacer una perforación en la parte superior del ojo y al mismo tiempo cambiar el cristalino por una lente artificial que me permitirá recobrar la visión en por lo menos un 60 por ciento. El problemea es que este chistecito me sale en un mínimo de 24 mil pesos, de los cuales tengo cero pesos en la bolsa, porque, como saben, tengos tres años que no laboro como resultado de mi Enfermedad Celiaca Refractaria.

Esa fue la primera parte de la historia del día, ya combinada con la cita con el oftalmólogo por la tarde, en que me “abrió” los ojos, que con la noticia creo me dejó más ciego todavía. Un cambio en el tratamiento con gotas distintas para tratar de disminuir la presión ocular -que ayer rondaban los 28 grados de mercurio- y esperar a ver de qué manera podemos conseguir dinero para practicarme la operación que no debe presentar mayor problema.

Pero después las cosas se pusieron color de hormiga, porque ya en plática con una de mis hermanas salieron a relucir todos los conflictos emocionales que durante mucho tiempo hemos guardado tanto de un lado como del otro.

Desde aquel texto que subí al Blog de Celiacos de México que se intitula “Ser Celiaco Duele” he pensando mucho en todo lo que nos rodea a los celiacos. Ese texto me llegó y expresa -como lo dije ayer por la noche- lo que realmente siento.

Qué difícil resulta para quienes padecemos la enfermedad celiaca convivir en sociedad, más cuando dentro del seno familiar no hay ese alcance en la comprensión y en la dimensión real de lo que es una dieta sin gluten. Decía yo “nadamás ahora pasaron en varias ocasiones el pan sobre mis tortillas” y eso puede provocar una contaminación, que me atraería serios problemas en el instestino.

Es mucho lo que hacen por mi. Más de dos años prácticamente en manuntención a cargo de mis hermanos -son tres ellos- y mi madre, lo que implica alterar la economía o los planes que cada uno de ellos tiene con su dinero.

Yo como, me visto, salgo a la calle, asisto -cuando lo hago- a diversiones con ellos y con cargo a sus bolsillos y eso ya significa mucho, pero decía yo lo difícil que resulta que en cuestión de mi alimentación nadie se interese por conocer que es lo que realmente me hace o no daño. Simplemente el bloqueo a todo lo que implique comida fuera de casa es una solución para ellos, lo cual no es del todo descabellado, pero tampoco lo más exacto del caso.

Yo -y para ello hicimos la cuenta- consumo alrededor de 2,600.00 pesos mexicanos (250 dólares aproximadamente) al mes en medicamentos fijos, más las evnetualidadees que resultan de las crisis que me llevan al hospital, a en mi asistencia al médico en la ciudad de México y que tiene un costo nada bajo.

Eso lo entiendo, pero quién se preocupa por no poner una cuchara, un cuchillo que fue utilizado en un pan, en una salsa que saben que yo comeré, o en un platillo del que yo comeré. Siempre hay que hacer de comer para todos y al último la pregunta “y tú que vas a comer”, como si de un extraño se tratara, Y eso…. Duele…

Fue una plática ríspida, pero que quizá era necesaria por todo lo que había yo acumulado.

Ya vienen las fiestas navideñas y la pregunta es, qué voy a cenar yo, porque sólo uno de los platillos planeados es factible pueda consumir y ello porque lo hacemos en casa: bacalao. El Pavo es congelado y por tanto me ponen 50 peros si yo pretendo comerlo; los romeritos son preparados con mole y el mole lleva pan en su preoceso; pasta y ésta es de trigo, porque nadie en mi familia gusta de comer una sin gluten, por muy buena que me quede. Los acompañantes de estos platillos, bolillos o pan blanco, o pan de sal, de trigo, pan de caja, quizá y mayonesa, catsup, consomé de pollo en polvo, etc, etc, etc. ¿Y yo…?

Difícil fin de año, un año en que las cosas han sio de lo peor para mi salud: tres hospitalizaciones de 15 días cada una; baja de pesos considerable, casi ciego del ojo izquierdo y condenado a aislarme en mi cuarto, frente a esta computadora, y próximo a quedarme hasta sin tv por cable y hasta sin internet, porque los costos elevan el gasto en mi.

Un año 2010, que no me ha dejado nada bueno, más que el estar al lado de mi familia y no cercano a mis hijos, porque ellos en la ciudad de México, hacen su vida sin importarles mi vida.

Un inicio de 2011 que puede verse diferente si es que la operación de realiza en este fin de año, de lo contrario, creo, dejaré hasta la computadora, porque me cuesta mucho trabajo leer, al no distinguir prácticamente las letras.

Un día difícil que me abre los ojos, pero los desconecta del cerebro, como explica el oftalmólogo. Me quedo sin paso de luz al interior.

Ya seguiré en mis deprimentes historias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s