¡Vamos ya en 5 mg! Le voy ganando

Papaya con mezcla de semillas, pasas y arándanos… Parte de mi cena diaria

A punto estoy de cumplir un mes de que inicié con la baja de la Prednisona e inicié la Budesonida. A la par, seis días después, comencé a eliminar de mi dieta todo vestigio de maíz, azúcar, acetites comerciales y lácteos. El proceso ha sido nada complicado, y mi estado de salud es satisfactorio.

Recuerdo aquel día, en enero de este año, en Urgencias del Hospital Civil, cuando yo internado en condiciones no muy favorables, se me acercó una doctora, de quien nunca supe su nombre ni volví a ver, que me dijo: “tú nunca vas a poder bajar la Prednisona de 7.5 mg, porque ya eres dependiente de ella y tu organismo se mantiene sin producir ese elemento requerido para su buen funcionamiento. Lo tienes que suplir con el medicamento, porque tanto tiempo inactivo ha perdido su capacidad de reproducirse”.

Y debo decirles que me lo creí… Mi evolución en el hospital fue favorable, pero claro la Prednisona tuvo que ser incrementada a una dosis de 40 mg por día, además de algunos otros medicamentos que me dieron en el piso 10 del que se conoce como el Hospital Civil Nuevo… Incluso hasta intentaron ponerme alimentación vía parental, la cual no soporté. Salí de ahí 15 días después y eso porque el ambiente que me rodeaba era de alto peligro para mi. De eso ya les platiqué con anterioridad.

Ahora, cuando he asumido un nuevo tratamiento y una Dieta Sin Gluten mucho más estricta, las cosas son muy diferentes. La prednisona tenía instrucciones del médico de irla bajando en 5 mg las dos primeras semanas. Debía bajarla de 30 mg que estaba el día de mi cita a 25 mg;  fue lo que hice el viernes siguiente, es decir el 13 de julio. Y el siguiente viernes bajarla a 20 mg. Hasta ahí todo de acuerdo con lo instruido por el médico.

Pero las semanas siguieron. Mi dieta comenzó a ser más estricta por instrucciones mías (jejeje) retiré primero el azúcar, todo tipo de endulzantes. Dos días después retiré el maíz; tres días después saqué de la dieta los lácteos. Ya desde el primero de estos días, había eliminado aceites y los suplí por aceite de coco. Mi organismo comenzó a sentir un cambio. Hagan de cuenta que me aligeré. Me sentí más animado, mi panza se desinflamó por completo. Comencé a escribir todo lo que me comía, bebía; las evacuaciones y si había alguna molestia. Inicié mi Diario Alimenticio que llevo en orden hasta ahora.

Pero les decía que las instrucciones médicas las aplicaba al pie de la letra. El siguiente viernes, el 27 de julio, debería baja la prednisona a 17.5 mg, pero me di valor y lo hice hasta 15 mg. La baja de 5 en 5 mg era la recomendada hasta antes de la crisis que me pegó en enero de este año, por lo que ante mi buen estado de salud me dije: “Va” y “fue”. Y así he seguido. El Viernes 3 de agosto, que según la lista que me dio el médico debería estar en 15mg, yo bajé la prednisona a 10 mg y nada cambió.

Cuáles son los temores. Al bajar la Prednisona, primero, había sucedido una fuerte descompensación; comenzaba con sueño, mucho sueño; las diarreas se incrementaban en promedio, se volvían mucho más líquidas y había que sumistrar sales de potasio, porque los electrolitos bajaban inmediatamente. Esto duraba de uno a dos días y después de 24 horas de la disminución. Eso ante cada baja de 5 mg en la dosis. Incluso sucedió ya cuando me sumistraron por primera ocasión Budesonida.

Ahora no ha sucedido tal cosa… ante cada baja de 5 mg de la prednisona no ha sucedido nada. Mis evacuaciones se han mantenido en un promedio de tres al día, con una consistencia no líquida y el sueño no ha sido mi penitencia. Mi estado de ánimo ha sido adecuado, a tal grado que cosas que dejé por mucho tiempo, por falta de ganas, las he terminado; una de ellas, mi libro sobre la EC que estoy a punto de publicar. Mi condición de salud es bastante buena.

Hoy viernes 10 de agosto, cuando los Juegos Olímpicos están por terminar, puedo decirles que di el brinco a 5 mg de prednisona y claro es pronto para decir si hay o no efectos, porque generalmente, como dije arriba, pasan 24 horas para comenzar a sentirlos, pero debo decir que hasta esta noche, 12 horas después de la toma, las cosas marchan bien.

Yo adjudico esto a dos cosas importantes. Una estoy con la toma de Budesonida, 9 mg al día, que es la dosis indicada para este tratamiento y, la otra, que mi Dieta sin Maíz, sin Lácteos, sin Azúcares, sin Aceites Comerciales, me ha funcionado.

Insisto llamenle como quieran, que si Dieta Paleo, que si Dieta de Cabohidratos Específicos, que si Dieta… yo la he llamado cuando la menciono, una Dieta Sin Gluten ampliada, porque al final de cuentas es una prolamina la del maíz, la que parece estarme afectando; es decir el gluten del maíz conocido como zeína y del que ya he hablado ampliamente en el blog de Celiacos de México.

He aprendido, al leer y releer infinidad de artículos médicos, que el maíz tiene un efecto similar al del gluten del trigo en el intestino de una gran cantidad de celiacos (estudios del CIAD de México, hablan de por lo menos afectación al 50% de los celiacos), como lo tiene el café y posiblemente el arroz, que es otro de los cereales en vías de eliminar definitivamente de mi dieta.

Con esto se darán cuenta que salen todos los cereales. Dejé de comer panes, pese a que los hago ya sin maíz, porque en las recomendaciones de la Dieta Paleo recomiendan eliminar todo tipo de harinas de cereales o granos y es entonces que dejé de consumir, también, las féculas de papa, de tapioca, el almidón de maíz ya antes eliminado, las levaduras… Total la lista es larga.

Con esto quiero decirles que vale la pena el esfuerzo. El martes, el miércoles, comí arroz y con frijoles he tratado de suplir todo lo que dejé de comer, pero desde la tarde del jueves me abstuve tanto del arroz, como de los frijoles y hoy viernes amanecí como nuevo, por lo que creo que también los dejaré por un rato.

Que qué como, mucha carne, huevos, mucha verdura, fruta -que siempre he incluido en mi dieta- tres veces al día, en cantidades quizá más abundantes. Aguacate, semillas como nueces, almendras, semilla de calabaza, de girasol, pasas de uva, arándanos, cacahuates, etc. y me siento muy bien.

Lo mejor es que el día de mi próxima cita médica, que debería llegar con 10 mg de prednisona, espero llegar con cero mg, porque si no pasa nada entre mañana y pasado, el viernes próximo la saco de mi consumo y entonces el 22 de este mes, cuando me hagan las pruebas de laboratorio y vea a mi médico, sabré la realidad.

Ustedes qué dicen, es la Budesonida o es la Dieta Sin Gluten ampliada, la que me ha permitido eliminar un medicamento que una doctora un día me dijo “nunca vas a poder dejar de tomarla”. Le voy ganando, jejeje

Anuncios

3 comentarios en “¡Vamos ya en 5 mg! Le voy ganando

  1. ¡Me da muchísimo gusto escuchar de tu mejoría! definitivamente es la dieta, y la dieta paleolítica es, para mí, el modelo ha seguir. Su esencia es tan básica, que es imposible negarla: comamos lo que estamos hechos para comer, comida de verdad, y todo tendrá que ir mejor. Está comprobado que el hombre no ha cambiando nada en su fisonomía ni antropología desde hace 100,000 años. Hace apenas 10,000 empezamos a experimentar con los granos, hace 7,000 se creo el trigo, hace 5,000 el maíz…
    Los sensibles/intolerantes al gluten y celiacos tendemos a ser muy cerrados, siguiendo a la escuela conservadora respecto a nuestro padecimiento, y no nos permitimos tener un enfoque más holístico, de como la alimentación y la eliminación de “alimentos” como harinas y azucares ayudaría a tanta gente, tantos síntomas, tantas enfermedades, y más que nada prevención.
    Te invito a que, como yo, agradezcas esta oportunidad que te dio la vida, que si bien ha sido dura y dificil, pero nos abre los ojos hacia nuestra salud como muchos lo necesitarían. ¡Ánimo! Todo va para mejor 🙂
    Por cierto, no es el fin del mundo, hay infinidad de cosas que puedes hacer con harina de almendra y coco, así como miel y stevia 😉

  2. Yo digo que es la dieta. Esa bendita dieta, que muchos incrédulos pensamos que es una exageración los beneficios que le achacan, pero que hasta no seguirla, no creerlos! Recuerdas que hace un año atrás te hice llegar el libro donde explican todo eso? El libro, los artículos que recientemente subiste, y tu mejoría no dejan ya lugar a dudas del beneficio de ésta dieta.
    Qué importante paso has dado, porque tu ejemplo puede llevar a otros a querer sentirse tan bien como tú te sientes ahora, y lo mejor es que no estás vendiendo nada, ni ganas nada por pasar el tip, lo haces en el único interés que los demás… al menos lo consideremos.
    Me da gusto tu gran mejoría, seguro que en la consulta el médico se quedará boquiabierto cuando te vea y sepa del gran acontecimiento. Felicitaciones. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s