La importancia de la etiqueta sin gluten

Emblema sin Gluten

Últimamente hemos encontrado en el mercado, en el comercio, una serie de productos que de la noche a la mañana han aparecido con la leyenda “sin gluten”, sin más que ese enunciado, sin un certificado o una nota que nos diga el por qué de su nueva presentación. la gente confía, porque cree que realmente son sin gluten y comienzan los comentarios en las redes de “a mi me cayó bien”, “sin problema”; “a mi hijo no le dio problemas”; en fin una serie de expresiones que lejos de ayudar confunden y pueden hasta perjudicar la salud de quienes siguen en esa cadenas de comentarios.

Pues aquí les traigo una historia que les hará reflexionar sobre esto y tomar mayores precauciones ante la carencia de un sello de certificación que garantice su inocuidad y su calidad como “libre de gluten”.

No voy a mencionar el nombre de la empresa, porque estamos en espera de su respuesta para certificarlos y un comentario adversario puede provocar que la empresa dé marcha atrás y siga en su camino como si nada, lo que sería una irresponsabilidad y porque además el proceso de que hablaremos puede aplicar para algunas otras empresas que están en situación similar.

Hablé por teléfono con alguien de control de calidad y pregunté en directo “¿oiga me podría decir con qué base es que de una día para otro sus productos fueron etiquetados como libres de gluten? ¿Hicieron algún análisis? ¿manifestaron sus ingredientes a alguien con conocimiento de esto que indique que su leyenda es realmente efectiva?.

La respuesta, agárrense. “No, decidimos poner la leyenda porque la gente nos habla para preguntarnos que si nuestro producto es libre de gluten y por cuestiones comerciales, pues decidimos ponerle sin gluten”. Pero, insistí ¿hicieron algún análisis? “no, como buscamos y en México no hay nada al respecto y como entre nuestros ingredientes no hay productos sin gluten, pues le pusimos la leyenda”.

Yo no salía de mi asombro. Oiga, pero llevan almidones, ¿No? “Sí, pero es de papa”.

¿Pero en el proceso no hay contaminación? “Ah, no. Porque en el producto que hacemos de más baja calidad, que ese sí le ponemos trigo, no procesamos las de sin gluten, hasta el día siguiente y lavamos muy bien la máquina”.

Pero ahí se puede contaminar, agregué.

“Ah, eso no lo sabía”.

¿Entonces su etiquetado “sin gluten” lo pusieron porque así lo consideraron ustedes y eso comercialmente es más redituable?

“Sí, nada por eso?

¿Pero han pensado en mandarlos a analizar? –Se le explicó todos el proceso que realizamos en Celiacos de México– y dijo: “A qué interesante. Lo vamos a platicar y a ver si lo hacemos. No sabía que eso se debía hacer”. Se le mandaron los documentos respectivos y estamos en espera de su respuesta.

Los productos son de alto consumo y varios celiacos ya los han comido “sin problemas”, dicen.

¿Cuál es el riesgo de estas expresiones? La Enfermedad Celiaca tiene momentos en que no “avisa”, en que no causa manifestaciones evidentes o no reacción al momento, pero a la larga va desgastando la flora intestinal y eso solo puede saberse con una examen de anticuerpos. Por eso debemos hacer caso omiso a esas expresiones. Que no le provoque daño, que no tenga reacción, que el niño no manifieste molestia, no quiere decir que no le esté deteriorando su intestino. Busquemos siempre el certificado “Sin Gluten” de Celiacos de México, que es el único que garantiza realmente que el producto ha pasado por un examen riguroso. No hay en México quién realice este proceso adecuadamente, como lo hacemos en Celiacos de México.

Esto que le platico de esta empresa aplica a varias otras, las hay de avenas, de pan dizque orgánico y libre de gluten, que ha comprometido la salud de muchos celiacos. Las hay de embutidos diversos, las hay de quesos, las hay de muchos otros productos y día con día aparecen más y lo hacen, como me dijo este técnico de control de calidad, “porque así lo demanda el mercado y por cuestiones mercantiles. La gente eso quiere ver, pues eso les damos” Qué grave ¿no creen?

¿Qué quiere decir esto? Que entre más hablamos a las empresas, pues más interés comercial despertamos en ellos para incrementar sus ganancias. Mejor hablemos y digamos ¿Cuándo mandarán a analizar y certificar sus productos para que quienes somos intolerantes al trigo, la cebada, el centeno, la avena, podamos consumir su producto con plena libertad y garantía de que no nos hará daño? Entonces sí, en las empresas dirán “ah no sabíamos. Lo vamos a hacer” y reiterar, hasta entonces pongan su leyenda y su sello como libre de gluten, Antes no.

Hemos visto como en los grandes supermercados hay una serie de productos procedentes de Estados Unidos, varios de los cuales ya comienzan a presentar problemas, porque sus productos están por encima de 20 ppm, lo que es altamente dañino para los celiacos.

En México, nuestra Asociación establece un máximo de 10 ppm y hasta ahora los productos certificados por nosotros no alcanzan ni los 3.5 ppm que es límite de detección, es decir el sello “Sin Gluten” de Celiacos de México es una garantía total. Hay solo producto que presentó 7 ppm y se está analizando en partes para ver qué provoca esa alza, porque les manifestamos nuestra inquietud. Está dentro de norma y por eso certificado, pero si se puede bajar en esas ppm sería mejor.

Ahí está la historia. Como siempre digo. Cada quien decide qué le mete a su organismo. Nosotros cumplimos con advertirles.

Saludos a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s